Publicidad digital

La transformación digital de los comercios y empresas

La transformación digital se hace evidente cuando la madurez de un comercio o empresa, empieza por entender que la experiencia del cliente es única e indivisible.

Los dueños o personas a cargo deben internalizar que sus clientes y consumidores son digitales y esta realidad afecta o altera el proceso de decisión de la forma en que interactúan con la empresa. La transformación digital va más allá de lo digital, porque se trata de remodelar el negocio para que sea ágil, innovador y centrado en el cliente. El proceso de transformación digital, hace evolucionar a la organización por completo.

Jason Spero, vicepresidente global de soluciones de Google, menciona que, en tiempos de pandemia, «el e-commerce fue el gran detonante de la transformación digital» y augura que «las experiencias digitales serán claves para el futuro».

No hay una sola manera de buscar la transformación digital, pero sin información u orientación, las empresas o comercios pueden desviarse y desperdiciar tiempo, recursos y potencial. Para lograr este tipo de transformación organizacional, es necesario considerar los diferentes elementos de la cultura de las empresas y comercios que deben desarrollarse, fortalecerse, o cambiar frente a las dinámicas socio-culturales actuales y tendencias futuras, que promuevan dentro de sí mismas que cada persona se articule y aporte frente a la visión global de la empresa su propio proceso de transformación digital.

En muchas ocasiones, el temor a cambiar y creer que eso nos generará una pérdida de nuestros clientes más fieles, termina por desinflar el pensamiento creativo y los intentos de cambio son menospreciados por este tipo de decisiones comerciales. La transformación digital exitosa es impulsada por un propósito claro, una visión y personas motivadas, por lo tanto, el camino hacia la transformación digital es más que solo digital, reiteramos: la transformación debe ir desde adentro hacia afuera, así que lo primero que debemos hacer es confiar que ingresar al mundo digital es la decisión correcta.

El vicepresidente de Google añade: «los consumidores están interactuando con el mundo que los rodea a través de la tecnología. Tratan de entender, por ejemplo, cómo están operando los negocios, sus horarios y nuevas normas. Ayudarlos a obtener información en línea sobre el mundo físico es clave para las compañías en la nueva normalidad.»

Entonces, ¿por qué deberíamos entrar al mundo digital?

  • Para estar más cerca de nuestros clientes.
  • Para estar más cerca de nuestros proveedores.
  • Para mantenernos activos frente a la competencia.
  • Para cuantificar el esfuerzo e inversión que se está realizando.
  • Para poder recabar información y medir la efectividad de las iniciativas que hagamos.
  • Para controlar mejor nuestro dinero y saber cómo invertirlo adecuadamente.
  • Para potenciar toda nuestra creatividad.

Por último, y para destacar que el ingreso a lo digital no elimina el «mundo físico», desde Google aclaran: «la pandemia nos dejó un consumidor que investiga más en línea y que generó una relación digital con la marca, que seguramente se trasladará a lo físico si tuvo una buena experiencia. Desde nuestra perspectiva vemos un futuro muy prometedor para la omnicanalidad a través de la cual se le darán un sinnúmero de oportunidades a los consumidores que están en el espacio digital, pero que quieren tener una experiencia física, como probarse una camiseta, sentarse en el auto para experimentar su potencia o ir a un restaurante con la familia. Esto sucederá una vez que el consumidor se sienta más cómodo con lo digital y creo que existirá una relación complementaria entre el mundo digital y el físico, sin que el primero acabe con el segundo.»

Entradas Similares